• Categorías
  • Otras voces, otros ámbitos

    Buenas noches, Amigos y Desconocidos Lectores Constantes.

    Una entrada breve e informativa les traigo. Hace cosa de una semana, en mitad de uno de esos larguísimos momentos de ocio en la oficina, me dio un arrebato. Abrí una cuenta de tumblr y una de twitter, sitios ambos por los que, hasta ese momento, no sentía ni una pizca de curiosidad o interés. Qué quieren, ya había revisado diez o doce veces mi correo, jugado al Tetris hasta la pantalla cuarenta y pico y actualizado el status de Facebook con chorradas mil. Y me aburría.

    Podría haber utilizado ese tiempo infinito de tedio para escribir algo bonito aquí, en el Lector Constante de toda la vida, pero no me veía capaz de centrar el tiro como lo hago en casita, con el café, el cigarrillo y la pila de libros al lado. Así que me animé a probar el género breve, que es una cosa complicada cuando uno acostumbra a extenderse, a escribir polisílabos a cascoporro, a rajar y rajar como si no hubiera un mañana.

    Mi cuenta de twitter no tiene, creo yo, mucho interés para ustedes. Todavía estoy aprendiendo a usarla, practicando el noble arte de no decir gran cosa en ciento cuarenta caracteres. Pero es posible que la cuenta de tumblr les interese un poco más, porque ahí es donde van a parar las cosas que me apetece compartir con ustedes pero que encuentro demasiado breves (o, de alguna manera, inadecuadas) como para traerlas aquí.

    Para que puedan decidir si merece la pena echarle un vistazo, ahí tienen la última entrada, de hace apenas quince minutos. Alehop.

    **

    El suicidio de Áyax

    Mi abuela, Alá le dé la paz y la alegría, me regaló una versión de La Ilíada para niños cuando tenía yo unos diez años. En menos de veinte páginas ya había tomado partido, que es lo que mola de leer la Ilíada. Era muy difícil decidirse entre troyanos y aqueos, pero muy sencillo elegir entre personajes.

    Paris me parecía un mierda. Iba a muerte con Héctor, domador de caballos. Diomedes era el tío de los matices: a ratos hacía gala de un sentido común a prueba de bomba (“¿Y si nos devolvéis a Helena y acabamos con esta guerra de los cojones?”), a ratos se le iba la pinza (“Oye, que las naves no avanzan. Yo voto porque sacrifiquemos a Ifigenia”). A veces le echaba unos huevos tremendos a la batalla y se atrevía a herir a Afrodita y hasta al mismísimo Ares. Pero claro, siempre con Atenea detrás, por si las moscas.

    Aquiles molaba porque era un chulángano, una especie de estrella invitada a la guerra de Troya, una diva temperamental que lo mismo se levantaba guerrero asesino que ofendida de la muerte. Recuerdo leer la muerte de Patroclo y pensar: “hostia, hostia, verás cuando se entere Aquiles”. Tardé un tiempo en perdonarle la muerte de Héctor, domador de caballos, pero no mucho: fue un detallazo devolverle a Príamo el cuerpo, para las honras fúnebres.

    En fin, que unos y otros molaban o no molaban, y a veces molaban unos días y otros no, según el humor del que anduviera yo mientras lo leía. Pero el que moló siempre y hasta el último momento fue Áyax Telamonio, Áyax el Grande. Porque:

    -era el más alto y más grande y más fuerte de todos. Un tocho. Un titán.

    -era el único al que los dioses no le ayudaban nunca. Y, a pesar de eso, no le hirieron ni una sola vez y hacía unas escabechinas tremendas entre los troyanos, que se acojonaban nada más verlo aparecer.

    -también se la tenía jurada a Héctor, domador de caballos. Pelearon un día entero sin que hubiera ganador. Se despidieron con un apretón de manos y un intercambio de regalos: Áyax se llevó una espada con su vaina, Héctor se llevó un tahalí púrpura y yo me llevé una palabra nueva para la faltriquera. Pelearon una segunda vez y Héctor casi no lo cuenta.

    -protegió los cadáveres de Patroclo y de Aquiles contra un montonazo de troyanos que querían llevárselos.

    -se volvió loco. Como unas maracas, el pobrecito. En su delirio, vio un rebaño de ovejas, pensó que eran troyanos, le dio un satán y no dejó oveja viva.

    -cuando despertó, lleno de sangre, se quería morir. La vergüenza se lo comía vivo. Cogió la espada que le había regalado Héctor, la apoyó en el suelo y zaca.

    -la iconografía occidental del suicidio se inicia con la muerte de Áyax, representada en un sello corintio, allá por el año 700 a.C.

    Áyax, tío, cómo molabas.

    **

    Si les ha gustado y les apetece leer más cosillas breves, mirar bonitas estampas y ver curiosos vídeos, no tienen más que pasarse por aquí:

    http://lectorconstante.tumblr.com/

    Creo que se pueden dejar comentarios, pero que me ahorquen si sé cómo.

    Eso era todo. Estoy preparando otra entrada sobre guión, con preguntas y respuestas, para el Lector Constante. No sé cuándo estará lista, porque el ocio de oficina me está haciendo crujir los dentros cosa mala, y a veces llego a casa y malditas las ganas que tengo de explicar cómo se hace el trabajo que me gustaría estar haciendo. Grmpfgh.

    Tengan cuidado ahí fuera, donde lo bueno, si breve, bueno y breve.

    23 Comments

    1. davy jones
      Escrito el día 13 octubre 2009 a las 12:56 pm | Permalink

      Ejemmmm…

      - Primero de todo, creo recordar que el epíteto “domador de caballos” le es concedido bastantes más veces a Diomedes que a Héctor en la Ilíada…a pesar del último verso. Creo recordar que luchaba desde un carro, además.

      - Diomedes no pudo plantear la devolución de Helena porque no era del bando troyano, que mantenía a Helena a buen recaudo, sino del Griego, aqueo, dánao, argivo…elija la denominación que prefiera: es decir, del bando que quería recuperarla.

      - Ifigenia fue sacrificada (o se intentó: una diosa consiguió cambiar su cuerpo por el de un animal…un cervatillo, creo) antes de que diera comienzo la Ilíada. Probablemente su abuela le regalaría un libro sobre la Guerra de Troya de principio a fin, que incluye bastantes más fuentes.

      - Áyax protegió el cadáver de Patroclo, sí. Pero del cadáver de Aquiles (el cual, por cierto, tampoco muere durante la Ilíada; por lo tanto, no los protegió al mismo tiempo) me parece recordar que lo quería eran sus armas, más que protegerlo de los troyanos…

      - Y por último, Áyax mola, en cierto modo…porque es una buen ejemplo de cierta clase de masculinidad: el individuo más fuerte y más machote de la tropa (ése “macho alfa” de virilidad sin fisuras, y que todo lo confía a sus músculos), que se vuelve loco, sí; pero no espontáneamente, sino manipulado a conciencia por una divinidad sabia, pero implacable, jajaja…

      (¡Ay, maldita seas, Atenea de ojos garzos!)…

    2. Lector Constante
      Escrito el día 13 octubre 2009 a las 1:13 pm | Permalink

      Davy Jones:

      -”Domador de caballos”, para mí, siempre será Héctor. Diomedes también, qué duda cabe, pero yo ya le digo que iba a muerte con Héctor, así que los apodos molones se los adjudicaba todos a él. ¿Qué me dice de “el de casco empenachado” y “amado por Zeus”?

      -Uyvá, es cierto, Diomedes nunca dijo “devolvemos a Helena” sino “devolvednos a Helena”. Se me ha ido el santo al cielo. Pero no por desconocer el bando de Diomedes (los bandos estaban claros en cuanto mirabas qué dios protegía a cada mortal), sino por puro despiste y por citar de memoria el librejo.

      -No, mi abuela me regaló La Ilíada para niños, pero es que en mi casa era devoción lo que había por la cosa griega, y en un plis me pasé a la Odisea, la Eneida y un tocho estupendo que se llamaba, si la memoria no me falla, Los mitos griegos: dioses, héroes y hombres. De ahí saqué lo de Ifigenia, si no recuerdo mal, y también el destino de los príncipes que volvieron a casita.

      -No he dicho que protegiera los cadáveres al mismo tiempo, aunque seguramente pueda entenderse así. Y sí, quería su armadura, pero precisamente por eso, porque había protegido su cadáver de los troyanos.

      -Áyax mola. A usted por lo que dice, a mí por lo que yo he dicho.

      Y, oiga, bienvenido es todo el mundo al Lector Constante, pero ¿a usted de verdad le gusta? ¿O entra solamente a ver si caza algún fallo? A mí me parece estupendo que la gente los cace y así pueda yo enmendarlos (como acabo de hacer con el desliz de Diomedes), pero también agradezco que el tono sea un poco menos despiadado. Que el mejor escribano echa un borrón, y yo con mucho más motivo.

    3. davy jones
      Escrito el día 13 octubre 2009 a las 1:44 pm | Permalink

      En realidad, soy un impertinente, me temo. Y llega uno a cierta edad en la que la cosa ya no tiene cura.

      Es demasiado fácil pedir disculpas, de manera que no lo haré. Hace años que me encanta su blog, por cierto. Adiós.

    4. Lector Constante
      Escrito el día 13 octubre 2009 a las 1:52 pm | Permalink

      Pedir disculpas es fácil, pero también es bastante guay. De todas formas, da igual. He protestado por el tono porque esta entrada no era más que un recuerdo agradable de cuando era pequeña y leía la Ilíada y me encantaba. Que viniera usted a corregirla me lo estropeó un poco, me sobraba el tono condescendiente. Pero eso, que da igual. Y si le gusta el Lector, pues estupendo. A mí también me gusta mucho.

    5. Frank
      Escrito el día 14 octubre 2009 a las 7:34 am | Permalink

      La Eneida es latina, no griega, ¿no?

      Jaja, es por tocar los cojones me too.

      La verdad es que los griegos y los romanos molan que se hunde el corcho.

      En cambio los egipcios me interesan menos que los de Parla, puta cultura marciana, hay que ser Terenci to be into that shit.

      ¿Tahalí? Quesito para Sara

    6. Ra está en la aldea
      Escrito el día 14 octubre 2009 a las 10:21 am | Permalink

      Qué alegría saber que hay otro pozo de datos y hermosas cosas por aprender. Vivan los que actualizan frecuentemente.

    7. Escrito el día 15 octubre 2009 a las 8:55 am | Permalink

      Pues yo ya me estoy pasando por el nuevo lugar… banzaiiiii… que voy!!!
      Un beso reina mora, aunque después del último fin de semana, no sé si usted lo merecerá. Ains…

    8. Escrito el día 16 octubre 2009 a las 1:16 pm | Permalink

      Me he hecho fan, oiga! me ha alegrado la noche entre la página web sobre cultura victoriana(me chifla) y lo que habla aquí de la Ilíada(otra debilidad, la cultura griega).

      Bravo!

    9. keitaro
      Escrito el día 17 octubre 2009 a las 5:00 am | Permalink

      Interesante mini-artículo, si señora. Y precioso el dibujo para cerámica de Exequias.

    10. mini
      Escrito el día 22 octubre 2009 a las 12:05 pm | Permalink

      No tengo ni twitter, ni facebook, ni ná, pero el twitter le está quedando muy chulo, aunque usted no es mucho de actualizar, para que nos vamos a engañar…;)

    11. Escrito el día 1 noviembre 2009 a las 2:35 pm | Permalink

      A mi lo que me mola del tumblr ese es lo les “notes”, parez bable!

    12. Escrito el día 3 noviembre 2009 a las 5:21 am | Permalink

      Qué interesante entrada sobre la iliada… yo me la tendría que haber leído cuatro veces para percibir tantos matices de los personajes…

      fue un placer conocerte el otro día, y también leerte!

      Exigimos actualización ya!!!

      un abrazo desde alcala de henares!

    13. Virginia (de Buenos Aires)
      Escrito el día 6 noviembre 2009 a las 4:20 am | Permalink

      ¿Y cómo se te lee en Facebook (si se puede saber)?

      Sigo tu página: me encanta.

      Cariños desde Buenos Aires.

      Virginia

    14. MamaOca
      Escrito el día 17 noviembre 2009 a las 3:51 am | Permalink

      Querida, la echo mucho de menos. Se que es una persona ocupada y que tiene diversos intereses y todo eso… pero ¿twitter… tumblr… facebook…? Una tiene ya cierta edad y ha conseguido llegar a un acuerdo con las nuevas tecnologías: ellas van a su ritmo y yo, si puedo, ya las alcanzaré. Más o menos. De momento, el ratón y yo uña y carne y voy que chuto.
      De todas maneras seguiré entrando cada día en el Lector Constante y, seguro, en algún momento encontraré otra magnífica reseña sobre maravillosos libros.
      Cuídese mucho.

    15. Escrito el día 15 diciembre 2009 a las 1:41 pm | Permalink

      Como no veo que haya posibilidad de comentar en tumblr, le comento aquí sobre esa bella ilustración de Mark Schultz, Zeus y los suyos y las suyas dándole lo suyo a los titanes. A lo mejor ya lo sabía, pero se puede apreciar el maravilloso arte de Schultz en las ilustraciones (a color y en blanco y negro) con que enriqueció el primer tomo de relatos de R. E. Howard sobre Conan que se recopiló hace unos pocos años y que en España editó Timun Mas: Conan de Cimmeria volumen I. Su arte es de los más exquisitos que he visto en torno al entrañable e indeseable bárbaro.

      Qué maravilla haber disfrutado de la Ilíada a los diez años. Le recomiendo el dúo de novelas Ilión y Olympo de Dan Simmons si no las conoce: una manera ingeniosa de recrear, desmontar y recomponer la cólera de Aquiles bastante hábil y divertida, a mi parecer.

      Saludos y gracias por el placer que es leer sus entradas y ojalá escriba pronto.

    16. Escrito el día 15 diciembre 2009 a las 6:53 pm | Permalink

      Sigo su tumblr con auténtica fruición (es una gozada eso de ver actualizaciones tan a a menudo), pero no puedo comentar, maldita sea. Y además, igual lo que tendría que decirle me convierte en una psicópata a ojos del mundo (o del mundo que no me conoce y que por tanto no sabe que lo de psicópata me pega bastante, pero sólo a ratos).

      En fin. Primero: el blog de Hey Oscar Wilde! es un filón y he pasado una buena hora extasiada simplemente descubriendo miradas ajenas. Segundo: Ahora me he enamorado de Scottie Young, y es todo culpa suya. Tercero y destape psicopático: Sé dónde ir a pegar tiros (legalmente) cerca de Madrid. Lo que no sé es cómo comunicárselo. Hay que tener licencia, eso sí. También sé dónde ir a tirar flechas (a mí me resulta mucho más divertido), pero eso le pilla un poco más lejos, aquí donde nos negamos a asumir que es invierno. Pero shhh… es un secreto… ;)

      Un saludo,
      Sibila.

    17. gas
      Escrito el día 17 diciembre 2009 a las 5:08 am | Permalink

      yo también te sigo en tumblr a ratillos. Pero vaya, me gustaba más el lectorconstante -que hace ahora dos mesecitos que no nos trae nada nuevo-. Snif.
      besos bella

    18. Frank
      Escrito el día 19 febrero 2010 a las 3:13 am | Permalink

      El nombre de esta página se ha convertido en una paradoja.

      Jarrl!

    19. Escrito el día 5 junio 2014 a las 6:09 pm | Permalink

      Excelentes aportes.gracias.

    20. Escrito el día 9 junio 2014 a las 6:36 pm | Permalink

      What a information of un-ambiguity and preserveness of valuable know-how on the topic of unexpected emotions.

    21. Escrito el día 15 julio 2014 a las 10:58 pm | Permalink

      An electronic cigarette store may be just what is needed.
      The hazard of traditional tobacco cigarettes has been preached to noo end over time.
      There is no lingering odor on the interior oof the car because there is no smoke.

    22. Escrito el día 7 noviembre 2014 a las 12:38 am | Permalink

      Awesome issues here. I am very glad to look your article.
      Thanks a lot and I am looking ahead to contact
      you. Will you kindly drop me a e-mail?

    23. Escrito el día 1 mayo 2015 a las 12:41 am | Permalink

      This discovery served as the foundation for effective new treatments.
      Acai research is an ongoing study and will surely demonstrate that the Acai berry in indeed very
      beneficial to humans. Learn what they are so you can decide if you
      should pursue testing.

    Deja un comentario

    Tu email permanecerá privado Los campos obligatorios están marcados con *

    *
    *

    ARCHIVOS